AVISOS LEGALES

                                                           

               

EL VÍNCULO ENTRE LA BIODINÁMICA Y EL CHAMANISMO

 

 

Los principios fundamentales de las culturas chamánicas que pueden ser transpuestas a través de la herramienta biodinámica son:

 

- Limpiezas y despejes 

- El acceso sincero a otros espacios de tiempo para poder experimentar finalmente una o más emociones bloqueadas.

- Para poder reanudar el proceso de duelo

- El uso de portales para acceder a otras puertas, a otras realidades

- La intención precisa de contactar información relevante para el paciente

- La posibilidad de que esta información pueda estar relacionada con un comportamiento, síntoma o enfermedad.

- La posibilidad de curar o mejorar el síntoma y/o el comportamiento

- El uso de rituales para anclar esta información y/o limpiar 

- La posibilidad de desacondicionarse para dejar un camino que no es el propio.

- La posibilidad de elegir este camino con una intención y usar tu libre albedrío para reconocer las señales que muestran si estás o no estás allí. 

 

A través de su capacidad de contacto con el sistema nervioso, la Biodinámica permite el acceso a estados de conciencia expandida. 

 

Estos estados de conciencia son:

 

- un estado de presencia en el cuerpo del sufrimiento: a través de su atención particular al cuerpo del sufrimiento o porque la salud lo ha solicitado para "liberarlo", el practicante permite que el paciente experimente su emoción expresando o visualizando información dañina (otras técnicas muy suaves son posibles).

 

- un estado de presencia ampliado: una vez desacondicionado, el paciente puede, gracias a una inducción adaptada, viajar con la mayor sinceridad posible a otro espacio-tiempo en el que finalmente puede revivir y expresar las emociones relacionadas con el evento perturbador.

Su presencia sincera a lo largo de la historia causal permitirá que el proceso de duelo se lleve a cabo finalmente para que se produzca un retorno a la paz y la serenidad.

 

- un estado de presencia mejorado: el paciente elige una intención (que sigue a la evidencia de las fases anteriores) y el médico la valida de forma eficaz.

Esta intención será definida por él como el lugar al que quiere ir de ahora en adelante.

Gracias a su registro de asistencia reforzado, el participante podrá determinar sus propias nuevas leyes.

 

Siempre por su presencia particular, el practicante permitirá al paciente anclar esta intención para encarnarla, de modo que pueda tener una posibilidad mucho mayor de suceder.

 La nueva conciencia permitirá una mayor presencia en los peligros y sincronicidades que surgirán. De esta manera, podrá reconocer a aquellos que podrían alejarlo o conducirlo hacia esta meta.

Su libre albedrío decidirá en toda conciencia si seguir o no el camino que ha elegido.

 

Nota 

 

Las fuerzas biodinámicas también pueden expresarse directamente si el cuerpo de sufrimiento no las previene.

En este caso, no hay necesidad de pasar por el proceso de limpieza.

Todo depende del nivel de recuperación que el paciente esté buscando.

 

Profesional, guía y catalizador 

 

El practicante es el guía por su condición particular, su empatía, su conocimiento de la necesidad expresada por el paciente.

Su escucha de las fuerzas biodinámicas permite mejorar el programa de salud. 

Nunca intenta aumentar o dirigir sus fuerzas, que se potencian a través de él. 

Tienen su fuente más allá de eso.

Tienen una inteligencia que actuará con lo que es correcto en el momento presente y nunca más allá de lo que es correcto para el paciente en ese momento.

Es porque son inteligentes que continuarán actuando mucho más allá de la sesión.

La salud tiene un solo objetivo: mantenerte lo más cerca posible de tu estado original.